Andrew Solomon Fairclough

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Andrew Solomon Fairclough

Mensaje por Andrew S. Fairclough el Mar Sep 25, 2012 10:22 pm


Andrew Solomon Fairclough

[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
Mikus Lasmanis

Nombre completo: Andrew Solomon Fairclough.
Sobrenombres: Andy, Drew.
Edad: 16 años.
Nacionalidad: Inglesa.
Orientación sexual: Heterosexual.
Casa en Hogwarts: Ravenclaw.
Habilidad: -
Varita: Avellano. 31 centímetros. Núcleo de pluma de fénix. Flexible.
Estatus de Sangre: Sangre Pura.
Mascota: Un gato llamado Meeko.
Patronus: Nudibranquio.



Descripción psicológica

Primero de todo, Andrew es un soñador. Alegre, entusiasta y exuberante, le gusta la aventura, el cambio y explorar cosas nuevas. No está contento si se limita a estar en un mismo pequeño y seguro mundo que le sea familiar todo el tiempo. Andrew es increíblemente inquieto y siempre anhela experimentar cualquier cosa más grande que alguna otra que haya experimentado previamente, y a menudo vive en sus sueños y visiones para el futuro. Andrew tiende a creer que la hierba es más verde en otro lugar, y le gusta mantenerse en movimiento, ya sea literal o figurativamente. Idealista y optimista, siempre espera algo mejor en el futuro. A Andrew le gusta tener una meta, algo por lo que aspirar, pero una vez que lo logra ya está buscando lograr alguna otra cosa. Está siempre al acecho de nuevas oportunidades y es atrevido, dispuesto a tomar riesgos para abrir nuevos caminos. La posibilidad de descubrir algo nuevo es lo que hace el misterio de la vida más interesante para él.

A pesar de ser alguien relativamente agradable, nunca se le verá interesado en relacionarse con los demás, pues vive en su propio mundo, o eso es lo que parece. Dotado de una gran sensibilidad, Andrew es extremadamente atento, se fija en detalles que otra gente pasaría por alto, pero eso no es algo de lo que mucha gente se de cuenta, pues a simple vista, parece ser alguien bastante distraído, que es capaz de pararse cada tres pasos para observar algo que le haya llamado mínimamente la atención, la mayor parte de las veces ese algo suele ser algo insignificante como un bicho, la forma que tiene una nube o el polvo que ha caído sobre un mueble. También tiene esa fama de distraído porque tiende a entretenerse con cualquier cosa que le parezca más interesante que lo que esté haciendo en ese preciso instante. Esto le suele ocurrir cuando está hablando con alguien y la conversación le parezca aburrida.

Agradable y tolerante, dispuesto a pasar por alto los errores de otros, olvidar el pasado y comenzar de nuevo con una nota positiva. La armonía y el equilibrio son necesarios para él. Discreto, diplomático y muy consciente socialmente, Andrew hace todo lo posible para evitar el conflicto y la discordia. Amante de la tranquilidad, le gusta hacer sentir cómodos y felices a los demás, a veces teniendo que exagerar su generosidad. Es sensible a las necesidades de los demás y tiene la capacidad de crear un ambiente acogedor cuando se junta con otra persona. Es un gran orador, fabricante de grandes promesas, suele ser bastante convincente en todo lo que dice, pero no le interesa demasiado hacerse escuchar. Puede ser visto como una persona inteligente, ya que no se queda bloqueado en pequeñeces y trivialidades. En su mente abundan las ocurrencias y le es fácil encontrar las partes graciosas de la mayoría de las cosas. Pero normalmente si abre la boca es para soltar alguna estupidez doble sentido que para el resto de mortales no tendrá lógica alguna.

A veces es un poco vago, por lo que suele dejar sus obligaciones en último lugar. Aún así, es un estudiante con unas notas buenas y decentes, ya que cree que debe esforzarse y seguir los pasos de sus padres, dado que de ese modo hará que se sientan orgullosos de él. De todos modos, por muy tranquilo que sea, Andrew es una persona poco convencional e innovadora, y es visto como un rebelde, reformador, o muy poco común en sus modales, la apariencia o las actitudes. A Andrew le gusta ser impredecible, y lo que no se ajusta a los estándares que otros han creado.

Por encima de todo, Andrew es individualista, cree que para hacer algo bien, hay que hacerlo solo. Hacer una tarea bien es muy importante para él, y siempre trabaja todos los detalles minuciosos que los demás no se molestarían a trabajar. Andrew se esfuerza por la eficacia, la precisión, y hacer las cosas a su ritmo y manera, y se vuelve muy irritable cuando las cosas no se hacen bien. Hace lo que le place, independientemente de las costumbres y normas. Puede que tenga que superar su miedo al fracaso con el fin de lograr sus metas y ambiciones a largo plazo. A veces, Andrew puede sentirse impedido por dos razones distintas; lo que otros esperan de él o lo que tiene que hacer para avanzar debido a sus limitaciones por la edad o lo que su sensatez le impediría hacer. Pero la superación de estos factores es la clave para conseguir lo que desee.

Andrew tiene un miedo emocional muy profundo al fracaso y por eso trabaja muy duro en lo que desee con el fin de tener éxito, teniendo así una gran resistencia a esa holgazanería que suele caracterizarlo. Sus sentimientos y emociones están directamente relacionados con sus éxitos, si él logra un buen status, honor y prestigio, es feliz, pero si sus ambiciones se frustran, Andrew puede sentirse deprimido e inhibido. Sus ambiciones tienden a ser un poco obsesivas, persigue sus objetivos con mucha energía. Andrew parece tener una cantidad extraordinaria de energía, pero debe de tener cuidado o con el exceso de trabajo terminaría por tener una crisis nerviosa.

Pasando al sector amoroso, Andrew percibe las relaciones amorosas como un arte que requiere tiempo, atención y esfuerzo creativo. Se siente atraído por las chicas que tienen una cierta delicadeza, finura y sutileza. Andrew aprecia los buenos modales, la fidelidad y el refinamiento, y no es feliz con la rudeza o grosería de una persona, y aún menos viniendo de una chica. Espera encontrar a alguien que tenga una mentalidad similar a la suya, y que sea capaz de tener una relación mental, así como física y emocional. Considera que la fidelidad lo es todo en una relación. Andrew tiene claro que se va a compremeter en gran medida a evitar la discordia y los conflictos en alguna relación futura. No le gusta hacer hincapié en los temas polémicos o emocionales y, a menudo trata de suavizar las cosas. Si se enamora de verdad y profundamente de alguien y llega encontrarse en un desengaño o relación infeliz podría ser fatal para él.

Por otro lado, Andrew puede llegar a ser tan perfeccionista y tan autocrítico que ni siquiera intentará muchas actividades y proyectos, ya que suele tener la sensación de que sus esfuerzos no podrían ser lo suficientemente buenos. Él es generalmente modesto y realista en la evaluación de lo que puede lograr y, en todo caso, Andrew se subestima. Por supuesto, la práctica hace al maestro, y si Andrew se aplica con diligencia en un área determinada, poco a poco gana confianza en sí mismo, desarrolla habilidades y las domina con experiencia y maestría. Intensamente inquieto, dinámico y enérgico, siempre ha de estar en movimiento. Cuando Andrew quiere algo, lo quiere ahora, y actúa con decisión y de manera impulsiva, aunque a veces precipitada y prematuramente. Impaciente, muy nervioso, a Andrew le resulta difícil ir despacio cuando desea algo. Debido a la sobreestimación de su valor o capacidad y ser demasiado ansioso y estar poco preparado, puede ocasionar fallos o accidentes. Afortunadamente, estas decepciones o errores no amortiguan el espíritu y las ambiciones de Andrew de forma permanente, sino que tiene un montón de resistencia y optimismo.

No es un defensor de la justicia, por lo que nunca llegará a pelearse con nadie para defender a alguien. Si algún iluminado se mete con él le ignorará o, como mucho, le dedicará una mirada algo fría, puesto que cree que ponerse a discutir o pelear con esa persona es algo inútil, pues con la violencia no se soluciona nada, aunque eso sí, si le molestas demasiado acabará por defenderse ya que puede ser pacifista, pero al fin y al cabo él también tiene su orgullo.

No tiene problemas con los muggles, hijos de muggles o mestizos, es más, suelen agradarle más que algunos magos de sangre limpia orgullosos y prepotentes. La equidad y la igualdad, tanto en sus relaciones personales como en el mundo, son muy importantes para él. El equilibrio es muy importante para Andrew. Él cree que las cosas deben de ser perfectamente moderadas y evita el fanatismo y el extremismo a toda costa.

Gustos:
# La clase de Cuidado de Criaturas Mágicas: Es su clase favorita y podría pasarse horas hablando de animales con el profesor. Quien dé dicha asignatura debería prepararse mentalmente a ser acosado por Andrew. En clase suele preguntar acerca de criaturas que no existen y aunque ya le hayan dicho que no existe tal animal, seguirá preguntando por él, pues en ser pesado no le gana nadie. También le gustan las clases de Encantamientos y Transformaciones.

# Juegos y Deportes: Ya sean mágicos o muggles, Andrew ama practicar algún deporte y la actividad física, pues es una de las cosas que mejor se le dan. Cabe decir que por encima de todo ama el Quidditch y que que es bastante bueno en la posición de golpeador. También se le da muy bien jugar a los Gobstones y al Ajedrez Mágico.

# Otras cosas sin explicación ni lógica alguna: Pensar en las musarañas. La marihuana, el alcohol y drogas en general. Los libros con dibujitos. Las piruletas. El poliéster. El papel de burbujas. Dibujar caricaturas. Los cacharros muggles. Regar sus cactus. Bañar sus peces. Peinar a su tortuga. Fumar galletas en las que pone "María". Los pingüinos. Quemar cosas. Además de otras chorradas que no vale la pena mencionar. Ojo, también le gustan los animales raros/inventados como los delficornios.

Disgustos:
# Que le tomen el pelo.
# Que hablen mal o hagan daño a las pocas personas que quiere.
# La gente demasiado seria.
# Las nubes sin formas chungas.
# Las cosas que son o parecen aristocráticas.
# Las prisas.
# Las bromas pesadas.
# Que no le dejen dormir lo suficiente.

Manías:
Caminar mirando al suelo, razón por la que suele caerse tantas veces.

Fobias o Debilidades:
Padece de aracnofobia.



Antecedentes Históricos



Después de tener a su primer hijo, Cassius y Atheena habían decidido no tener más hijos, por lo que cuando ésta quedó embarazada de Andrew no fue una sorpresa demasiado agradable. Aún así, decidieron tenerlo, pues tampoco les suponía un problema económicamente hablando. Además, Cassius creyó que con otro hijo Atheena tendría más cosas con las que entretenerse, por lo que en el fondo le vino bien el hecho de que fueran a tener otro retoño. Los ocho meses que duró el embarazo, hay que recalcar que fue prematuro, fueron especialmente duros para Atheena, pues sufría constantes mareos por no hablar de los vómitos. Sea como fuere, Andrew llegó al mundo a las tres de la madrugada del diecisiete de marzo de hace dieciséis años.

La infancia de Andrew fue la de un crío de familia adinerada normal: recibió una buena educación, se le enseñaron buenos modales, estudió idiomas y todas esas cosas que hacen los niños ricos cuando son pequeños. Creció en el norte de Inglaterra, rodeado de lujos y obteniendo fácilmente todo lo que deseaba debido a la cantidad de dinero de sus padres. Era común en su familia celebrar fiestas en su hogar, pues de este modo se relacionaban con otras familias influyentes en el mundo mágico. En su gran mayoría, estas familias eran grandes defensoras de la pureza de la sangre. Andrew despreciaba ese tipo de eventos, pues no comprendía, ni comprenderá nunca, el problema que tienen estas familias con los nacidos de muggles, pues para él la sangre es sangre y no tiene por qué influir en el mago. Cassius también intentó inculcarle a su hijo el valor que tiene la pureza de la sangre en la sociedad, pero al ver que Andrew no hacía o no quería hacer caso lo dejó estar. A partir de ese momento Andrew empezó a ser ignorado por su padre y a su vez Andrew empezó a odiar todo lo que fuera de buena educación o que pareciera de la aristocracia, pues eran de las cosas que su padre más valoraba.

Finalmente, Andrew cumplió los once años y, como todo hijo de buen mago, empezó a cursar sus estudios mágicos en Hogwarts. Una vez allí, el Sombrero Seleccionador lo mandó a la casa de Rowena Ravenclaw. Esto fue toda una sorpresa para toda la familia, pues creían que Ravenclaw era la última casa en la que Andrew podía acabar, pero los llenó de orgullo de todas formas. Fue creciendo y haciendo algún que otro conocido que puede considerar amigo, especialmente la chica que, por su carácter, es el blanco directo de casi todas sus bromas, Nephtys.

Actualmente, Andrew sigue cursando sus estudios en Hogwarts y está en su sexto curso de la anteriormente mencionada escuela. No es demasiado conocido por el castillo, ni destaca en ninguna actividad, ni está muy bien visto por los profesores, pero saca buenas notas cuando quiere y eso es lo que realmente importa.

Familiares:

Cassius Althalos Fairclough: Padre. 45 años. Es extremadamente trabajador, y precisamente por eso no tiene demasiada relación con su familia, a excepción de su hijo mayor. No es un mal hombre, pero le importa más su trabajo o su reputación que su esposa o su hijo menore y eso ha causado que para Andrew, él sea el tipo que lo mantiene y con el que de vez en cuando se cruza por casa, nada más.

Atheena Maerwynn Fairclough: Madre. 41 años. Antes de casarse su apellido era McCollough. Al igual que su marido, es bastante seria y algo estirada, pero eso es más bien debido a su carácter introvertido, ya que en realidad es una persona dulce con sus seres queridos, especialmente con Andrew. Tal vez su único problema es ser demasiado inocente y fácil de convencer. Es probable que sea la persona a la que Andrew quiere más en el mundo. También quiere a su hijo mayor, pero al tener un carácter similar a su marido no se hablan en exceso.

Rhydderch Cassius Fairclough: Hermano mayor. 20 años. Es idéntico a su padre, tanto en personalidad como en físico. Aspira a ser tan poderoso e influyente como él. No tiene una buena relación con Andrew, cada vez que se dirigen la palabra es para pelearse por algo absurdo. La verdad es que cada uno envidia al otro. Rhydderch envidia a Andrew porque está más unido a su madre que él, y Andrew tiene envidia porque Rhydderch está más unido a su padre.



Datos Extra

Pertenencias: Un anillo con el blasón familiar.
BSO: Florence + The Machine y Explosions In The Sky.
Datos extra: Domina, entre otras lenguas, el latín y el griego antiguo (Ἀρχαία Ἑλληνική).



Creado por [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Andrew S. Fairclough
eagle
eagle

Fecha de inscripción : 24/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Andrew Solomon Fairclough

Mensaje por Invitado el Mar Sep 25, 2012 10:26 pm


Ficha Aceptada


Bievenid@.



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.