Lyra P. Dumbledore

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lyra P. Dumbledore

Mensaje por Lyra P. Dumbledore el Jue Sep 27, 2012 8:30 pm


Lyra P. Dumbledore

[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
Ebba Zingmark

Nombre completo: Lyra Phoenix Maybeth Emerald Dumbledore
Sobrenombres: Lyra, Lys, Phoen, Dumbledore, Pelirroja, Leona
Edad: 16 años
Nacionalidad: Inglesa
Orientación sexual: Heterosexual
Casa en Hogwarts: Gryffindor
Habilidad: Duelos y encantamientos no verbales
Varita: Veintisiete centímetros y tres cuartos, madera de roble rojo. Núcleo de pluma de Fénix, ligeramente flexible. Excelente para duelos, muy rápida. Realiza los hechizos instantáneamente, y es muy útil para encantamientos no verbales.
Estatus de Sangre: Sangre pura
Mascota: Lechuza
Patronus: Lince



Descripción psicológica

¿De verdad se puede describir, con unas pocas líneas, cómo es una persona? No lo creo, y más tratándose de Lyra. Sí, esa chica pelirroja que recorre los pasillos de Hogwarts sonriendo a todo el mundo. La misma que, en un momento, puede desatar su furia encima de un pobre estudiante que tenía la mala suerte de pasar con allí. Sí, esa chica un poco extravagante pero, al mismo tiempo, simpática y dulce, la misma chica que siempre te sacará una enorme sonrisa.

¿Impulsiva? Sí, un poco, pero no es la cualidad que caracteriza más a Lyra. Simplemente, es la primera que se ve. Aunque la palabra correcta no sería impulsiva, sino que se deja llevar por las emociones. Piensa y planea sus actos rápida y deliberadamente, aunque no de la forma más adecuada y razonable. Según cómo se sienta, reaccionará de distintas formas, impredeciblemente. No, Lyra no es impulsiva, solamente se deja influir mucho por sus sentimientos.

Carismática, no hay duda. Lyra es de esas personas que con solo cruzar un par de palabras ya te cae muy bien y te inspira la confianza para contarle cualquier cosa. Muy simpática y amigable, le encanta conocer nuevas personas. No tiene ni pizca de tímida, muy charlatana y siempre sonriente. Divertida, explosiva y bromista, le encanta reirse de los pequeños defectos de los demás y, sobre todo, de los suyos, aunque no es malvada ni retorcida, y si ve que alguien se siente incómodo o triste cambia de tema rápidamente y con sus bromas consigue sacarle una verdadera sonrisa. Los que no la conocen creen que la faceta agradable de Lyra es fingida, que en realidad es una chica superficial que quiere aparentar tener muchos amigos. Que equivocados están. Lyra no finge, simplemente es así. No quiere parecer simpática, sino que lo es. Hasta estos que piensan mal, en cuanto han hablado con ella se dan cuenta que la pequeña Dumbledore tiene un talento innato para socializar y hacer sentir bien a las demás personas.

Intuitiva, y mucho. Es muy receptible a los sentimientos y las emociones. Su empatía le permite saber con bastante exactitud como se sienten los demás mirándolos a los ojos, o oyéndolos hablar, o observando sus movimientos. Si te sientes triste, Lyra te consolará con sus palabras y con sus chistes fáciles te hará sonreir y olvidar tus problemas. Si estás enfadado, Lyra permitirá que le grites y desahogues con ella, para luego gritarte cuatro cosas bien dichas que te hacen reflexionar más que un libro de frases filosóficas. Si estás con la moral bajísima, Lyra te contará más cosas buenas tuyas de las que conoces, y te hará subir la autoestima hasta la torre de Astronomía. Te sientes como te sientes, Lyra te ayudará y te proporcionará una mano a la cual estrechar o un hombro al cual llorar.

Aunque la pelirroja pueda ayudarte a controlar tus emociones, las suyas son como el océano durante una temible tormenta. Aunque sea fácil leer los sentimientos de Lyra en su comportamiento, le cuesta sincerarse y hablar de ellos. Prefiere cerrarse y no dejar que nadie traspase el grueso muro que ha intentado construir, aunque sepa perfectamente que solo quieren ayudarla. Prefiere sufrir y salir adelante sola a dejar que los otros arreglen sus problemas, aunque ella no ve que los demás solo intentan ofrecerle un brazo al cual apoyarse. Cuando está triste o deprimida intenta hacerse la fuerte y esconderse detrás de una máscara de alegría, tan frecuente en su rostro que no le cuesta imitar. Eso se debe a su fuerte orgullo, no sabe tragárselo y dejarse ayudar por los demás. Hará cualquier cosa por defenderlo, aunque eso equivalga a negar sus sentimientos que todo el mundo salvo ella conocen.

No se puede negar que Lyra Dumbledore tiene genio. Es muy temperamental, su carácter queda fuertemente reflejado en su cabello. No le gusta que le digan que debe hacer, lo odia, así como odia los conservadores y cerrados de mente que no toleran a las personas que tienen un punto de vista distinto al suyo. Si Lyra se enfada, ya puedes echar a correr tan rápido como puedas, esconderte y rogar porque la pelirroja no te encuentre hasta que se le haya pasado en enojo. Parece mentira que un cuerpo tan pequeño puede albergar tanta furia contenida. Si haces algo que moleste a la pelirroja te hará callar gritándote las cosas claras a la cara. En cuanto te haya soltado el discursito, volverá a ser la misma chica agradable de siempre. Aunque a veces, muy pocas veces, Lyra se enfada de verdad. Cuando esto ocurre no hace falta esconderse a que pase la breve tormenta, no. Lo más sensato es bajar la mirada y no decir nada, intentando no ofender más a la pelirroja. Solo el tiempo todo lo cura, y durante el largo período que Lyra pase enfadada contigo no te gritará, ni te insultará, ni siquiera te soltará comentarios mordaces y sarcásticos. Simplemente te ignorará, ya que cree que el silencio es la arma más letal y eficaz.

Aunque Lyra se enfade fácilmente, no se puede negar que cuando quiere es cariñosa, agradable y solidaria. Siempre intentará echarte una mano, independientemente de lo que se tenga que hacer. Altruista y con fuerte carácter. Independiente, le gusta sentirse libre, aunque necesita el cariño de las demás personas de su alrededor más de lo que quiere reconocer. Defiende sus intereses y los de sus amigos con fervor, y no dudará en comenzar una discusión con alguien tres o cuatro años mayor y dos palmos más de altura. No le teme a casi nada, escepto a la soledad. Gryffindor de corazón, la valentía, el honor y la lealtad son los pilares de sus ideales. La sinceridad también es esencial para ella. Prefiere ir con la verdad delante a esconderse bajo una cruel mentira, aunque eso suponga ponerse en problemas. No sabe mentir, no directamente. Puede intentar omitir información, aunque eso la ponga en un compromiso y se siente fatal por no decir la verdad. Pero Lyra es merecedora de mucha confianza. Cualquier cosa que le cuentes ella lo mantendrá en secreto, no es cotilla ni quiere esparcir rumores para ridiculizar a los demás. Si le cuentas un secreto puedes estar seguro de que se lo llevará a la tumba, nunca se permitiría traicionar a sus amigos. Es muy protectora con sus seres queridos. No soporta ver como su familia o amigos sufren, porque ella lo pasa el doble de mal y se siente impotente. Daría cualquier cosa para defender a sus familiares y amistades, sin esperar nada a cambio.

¿Y el amor? ¿Qué piensa Lyra del amor? La pequeña Dumbledore es muy enamoradiza, siempre ha pensado tener un amor, aunque sabe muy bien que tan solo son caprichos pasajeros. Le encantan los chicos, y relaciona atracción con amor. Su corta vida está llena de supuestos amores y desamores. Cuando ella se encapricha de un chico, parece que el mundo gire alrededor suyo. Solo tiene ojos para él, y parece estar más soñadora que de costumbre. Durante el tiempo que la pelirroja tenga el ojo puesto en un chico en particular, lo amará con todo su corazón. Es coqueta y seductora, le encanta ligarse a los chicos. Eso, dice ella, es el amor hacia el género masculino. Pero Lyra quiere creer que existe un amor más fuerte, uno destinado a una sola persona, una sola persona que será su mundo. Y Lyra espera ansiosa la llegada de ese chico especial.

Podríamos estar horas y horas hablando de Lyra, pero nunca completariamos la descripción de su carácter, así como la de ninguna otra persona. Los seres humanos somos demasiado complejos para plasmar nuestra personalidad en un texto. Solamente puedes saber como es de maravillosa Lyra conviviendo con ella, hablando y riendo juntos. Si de verdad quieres conocerla, acércatele, ella estará encantada de tener un nuevo amigo con el que pasar horas y horas y no aburrirse jamás. Solo tienes que plantarte delante suyo y decir "Hola Lyra, soy Invitado, me gustaría conocerte". Ella te responderá con una sonrisa y ya está, tendrás otra amiga que no dudará en defenderte sacándo sus afiladas garras de leona feroz.


Gustos:
ღ Los chicos en general
ღ Leer todo tipo de cosas, cualquier libro es bueno para la miente dispuesta en aprender de Lyra
ღ Observar las estrellas
ღ Divertirse con sus amigos en el lago
ღ Practicar duelos
Disgustos:
ღ Que las cosas no salgan como ella quiere y tener que tragarse el orgullo
ღ La gente que se cree superior a los demás por su estatus de sangre y/o la situación económica
ღ Las mentiras, la hipocresía y, sobre todo, los traidores
ღ Las mañanas, especialmente las de los lunes. Odia levantarse temprano y antes de las diez siempre está de mal humor
Manías:
ღ Retorcerse el pelo cuando está estresada o las cosas no salen como quería.
ღ Morderse el labio cuando no sabe qué decir o la han puesto en un compromiso.
ღ Cruzarse de brazos y rodar los ojos cuando alguien hace estupideces que la molestan.
ღ Morderse las uñas. Siempre se las está mordiendo, no hace sin darse cuenta.
Fobias:
ღ Las ratas. Odia a las ratas. No las soporta
Debilidades:
ღ Los dulces, son su perdición. Le matan las Grageas Bertie Bott, las varitas de regaliz y, sobre todo, el chocolate.
ღ Los niños, le encantan.
ღ Los cachorros de cualquier especia, ya sea un lindo gatito o un adorable dragoncito



Antecedentes Históricos

¿Cuando empieza la historia de una persona? ¿Cuando nace? ¿A partir de que se acuerda? ¿O desde que empezó a tomar desiciones por su propia cuenta? A mí me gusta pensar que el comienzo se encuentra en el día en que los padres se conocen. Es un día especial, dónde puede empiezar la historia de varias personas. Y así es como empezó la historia de Sebastian, William y Lyra Dumbledore, cuando sus padres se conocieron el mismo día de su boda y, por casualidades de la vida, se enamoraron perdidamente. Pero a muchos no les importan la vida de sus padres, aunque si no hubieran sellado su amor en matrimonio seguramente no estarían allí. Y si sus padres hubieran tenido su noche de intimidad y pasión la cigüeña tampoco los hubiera traído a esa familia.

Pero, como a ti tampoco te importa la vida de los señores Dumbledore, podemos situarnos en aquel cálido y precioso 23 de abril. La primavera teñía los campos verdes con explosiones de color: azul, rojo, blanco, violeta, amarillo, rosa... Todos los colores imaginables, brillantes y nítidos gracias a la clara luz del sol. Los pájaros cantában, los niños jugaban y Lyra, minutos después de William, lloró por primera vez. Lyra era una pequeña bebé pelirroja de ojos azules eléctricos, la niña de los Dumbledore, el nuevo juguete, junto a su mellizo, de Sebastian. Lyra era una bebé pequeñina y llorona, aunque risueña y viva, el centro de atención de toda la familia. La pequeña Lyra estaba obsesionada con el pelo de Sebastian, y siempre que podía le cogía unos mechones de su pelo azabache con sus pequeñas manos. Y, por supuesto, estaba encantada con su mellizo William, con quien siempre ideaban travesuras para molestar a su hermano mayor.

Los años pasaban, y Lyra crecía rodeada de magia y amor. Era la princesa de la casa, un poco malcriada por sus padres y su hermano mayor. La infancia de Lyra fue perfecta, ninguna niña podría ser más feliz que la pelirroja. Su escoba de juguete, que solo se alzaba medio metro del suelo pero que a Lyra le encantaba; el perro de la familia, un precioso labrador negro, al cual siempre tiraba de la cola pero nunca la mordió; su colección de muñecas, con las cuales se pasaba todo el día jugando sin cansarse. Todo eso, y mucho más, son recuerdos maravillosos para la pelirroja, recuerdos que la devuelven, aunque sea por unos minutos, a su inocente infancia.

Lyra y sus hermanos crecieron, y llegó la hora de que Sebastian en Hogwarts. Todavía faltaba un año para que Lyra y William fueran, pero ella lloriqueó igual porque quería ir con su hermano mayor. Por suerte para sus padres, ese año pasó rápido, porque William estaba igual de ansioso, y Lyra por fin se encontraba frente a los cuatro fundadores, nerviosa, esperando a que se le adjudicara una casa. Fue una selección rápida, pero no fácil. Aunque la primera opción que se consideró fue Gryffindor, pronto se dio cuenta de la gran inteligencia, lealtad y ambición que albergaba la pequeña Dumbledore. Todas esas cualidades podían asegurarle un lugar en todas las casas, pero al fín, su valentía y honor fueron los que la llevaron a ser la aprendiz de Godric Gryffindor, la casa de los leones. No hay duda, Gryfindor no se equivocó en absoluto.

Lyra destacó rápidamente por su simpatía y cariño, e hizo montones de amigos. Su primer curso pasó rápido, y en este aprendió más que a conjurar hechizos, hacer pociones, transformar un clavo en una aguja y reconocer miles de plantas. Aprendió que la amistad es de lo más bonito y divertido que hay. Hogwarts se convirtió en un abrir y cerrar de ojos en su segundo hogar, y sus compañeros en su segunda familia a la que proteger y cuidar.

Los siguientes años siguieron igual, y Lyra descubría poco a poco los secretos de la magia y crecía como persona. En su ercer año se presentó a las pruebas del equipo de Quidditch y las superó; juega de cazadora y está muy orgullosa de ello. Su sexto año acaba de empezar, pero las clases no son lo único que ha empezado. Ha empezado otro año para reirse con sus amigos. Otro año para descubrir cosas nuevas y crecer. Otro año por disfrutar de ese sentimiento llamado amor, muy cerca del deseo y la pasión. Otro año lleno de aventuras que la pelirroja ansia vivir.

Familiares:
Sebastian Dumbledore ~ Hermano mayor:
Lyra lo adora, es su ejemplo a seguir. Aunque a veces se enoja con él y le gusta molestarle un poco, le encanta que Sebastian salte a defenderla, aun si ella no lo necesita y siempre se lo reprende cuando actua así.

William Dumbledore ~ Hermano mellizo:
Simplemene, su otra mitad. Están muy unidos y se entienden a la perfección. Parece que puedan leerse la mente, y Lyra nunca se enfada con su melliza. Son inseparables, Lyra no sabe que haría sin él.



Datos Extra

Pertenencias:
ღ Un collar con el escudo de su familia
ღ Una lechuza blanca llamada Ayloen
Datos extra:
ღ Es cazadora del equipo de Quidditch de Gryffindor



Creado por [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Lyra P. Dumbledore

Fecha de inscripción : 26/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Lyra P. Dumbledore

Mensaje por Invitado el Jue Sep 27, 2012 8:36 pm


Ficha Aceptada


Bienvenid@.



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.